Producción Colectiva. Interludio 1

Producción Colectiva. Interludio 1

Y una vez más, las mentes insólitas gritan por liberación.

Su fuerza trascendental se escucha en la mas alta de las cúspides de Zion. Ni Morpheo ni Neo ni la divina trinidad podrán hacerse cargo de vuestra liberación. Es deber de todos nosotros romper nuestras propias cadenas y abrir paso a una creación sin precedentes antes que el sistema vuelva a ponerte dentro de sus márgenes.

Creativo y Colectivo

Sacaos las cámaras de sus respectivas cajas y amplifiquen vuestras ilusiones: la multiplicidad de puntos de vistas, la variabilidad del uso del tiempo, la consecuencia de la causa y la causalidad inoportuna de un evento sorpresa. La producción audiovisual comienza a agarrar forma y la tendencia apunta hacía la permanencia humana, pero en aquella que representa su propia realidad como parte imaginario social, hiperflexo y relativo. El movimiento del cuerpo y sus posibles formas creativas.

Sobre la realidad y el imaginario popular.
He aquí entonces, nuestra mejor disposición: “despertar! DESPERTAR!!!” Nuestro despertar no tendrá una motivación si es netamente individual…Es simple hacer algo con y para uno mismo. Lo que muchos nos hemos olvidado es lograr producir un material de todos, sobre todos y para todos. Somos el reflejo de nuestra propia realidad y buscamos encontrar autorealización en ese contexto tan anhelado..

Sobre la realización colectiva
Así como una película puede ser un manifiesto y su impacto en las masas puede generar una manifestación, realizar cine de forma colectiva conlleva un tratamiento de acuerdos, juegos en equipo, superación, propuestas de manifestarse en su labor con un espíritu creativo, entusiasta sobre el cual la técnica es tanto cuanto uno es a uno mismo. Así como el espíritu del actuar, la movilización se basa en tu fuerza de voluntad.

Y así es que como grupo criticamos al discurso realístico con una reafirmación representativa a través de contrastes y si similitudes. No nos olvidemos de nosotros que somos los últimos sobrevivientes del impacto producción en masa, durante la industria cinematográfica. Una generación muerta, sin maestros porque los discípulos han nacido muertos y los pocos cineastas que queda, se están muriendo.

Algo me dice que el periodo de la industria procesal está por llegar a su fin después de casi 200 años.

Fontainhas se autorepresenta, el pueblo de Santo Tomás pronto lo será y las urbes lo serán a través de la deconstrucción del consumismo y inmediato o basta luchar hasta que el sistema se auto-reinicie.

Anuncios